Translate

lunes, 10 de agosto de 2015

MIGUEL DE CERVANTES - SEGUNDA PARTE







ANA MARIA SEGHESSO










Cuando Cervantes se casa, Saturno está en oposición a su Sol natal; Urano en conjunción a Plutón, está en oposición a Venus natal. 

Estos aspectos provocan anhelo de cambios drásticos y un fuerte deseo de libertad.

Continúa Miguel sus visitas a Madrid pues el teatro y la vida literaria lo atraen, descuidando los viñedos, las cabras y la mirada que debe darse a la hacienda .


En 1587  renuncia a sus ambiciones literarias y comienza una larga fase de vida errabunda, obligado por la necesidad de ganarse la vida. " Tuve otras cosas en que ocuparme, dejé la pluma y las comedias", escribe Cervantes, describiendo el período de su vida que va de los cuarenta a los cincuenta y siete años.


En Sevilla trabaja como comisario para la provisión de la Armada Invencible que Felipe II prepara contra Inglaterra.

El trabajo de comisario que conducía era duro, odioso y mal pagado; tuvo infinidad de dificultades para cumplir la requisa del rey, entre gentes a quienes nada podía importar que Isabel de Inglaterra fuera protestante, y de la burocracia administrativa a quien debía rendir cuentas. 


Los pormenores de su trabajo han sido recogidos en documentos oficiales formando  una trama sumamente aburrida de hechos que ilustran  la rutina de su profesión administrativa y las dificultades que encontró en sus ejercicio.



En 1588 es excomulgado por haber confiscado grano de propiedad de la Iglesia. En 1590 hace una petición al rey para ir a América, solicitando un puesto, que no le será concedido.

En 1594, como exactor del rey, deposita una gruesa suma recaudada en casa del banquero portugués Simón Freire de Lima, quien a los pocos días se declara en quiebra, alzándose con el dinero de Cervantes. 


Todo el año 1595 lo pasa tratando de justificar su posición con Hacienda. Busca en la Literatura una fuente de ganancia, pero no es suficiente y no pudiendo pagar la deuda  entra en 1597 en la cárcel de Sevilla.


La leyenda cuenta, que el libro más despreocupado y límpido de la lengua española, fuera escrito en la prisión y que su lectura haya alegrado galeotes y ladrones allí encerrados, con un soplo de alegría pura.

Entre los cuarenta y ocho y cincuenta y siete años se desarrolla su genio creador; escribe con ironía profunda y compleja. Aparecen en ese período sus grandes obras. Vive en Madrid con sus hermanas, la mujer y la hija. 


No le falta la ayuda de personajes potentes, como el conde de Lemos y el Arzobispo de Toledo. El 9 de abril de 1616 escribe la dedicatoria del "Persiles" su última obra -..."puesto ya el pie en el estribo..." - para cabalgar la Muerte, que llegó cuatro días después.

Cuando Cervantes fue nombrado "comisario del rey" Neptuno en tránsito forma un cuadrado con Neptuno natal, y Saturno se encuentra en cuadrado con Plutón: decisión frustrante hecha por dificultades económicas. 

Además Urano forma una oposición a los planetas en conjunción  en Virgo, señalando la crisis de la madurez, que suele provocar una inclinación para los cambios urgentes o para el colapso.


Desde 1597 en adelante se abre un período fecundo, los objetivos cambian y se verifica un estímulo creciente en la creatividad. Mercurio natal está muy solicitado por Neptuno en sextil, y por Júpiter, trígono. 



La conjunción Urano-Plutón en tránsito hace un sextil a Plutón natal. Saturno transita sobre Sol-Marte-Urano despertando una fuerte energía intelectual cuya conclusión es el objetivo artístico. Madurez y rigor otorgado por Saturno, pero también privación de la libertad.

Los últimos años son fértiles, Neptuno transita sobre Venus haciendo un trígono a sí mismo y a Saturno - publicación del Quijote - luego se dirigirá hacia la conjunción Sol-Marte-Urano para profundizar el proceso de transformación en la vejez, reforzado por la conjunción que Saturno hace a Neptuno, trígono a sí mismo.

Racionalismo e Ideal están finalmente unidos.


El Quijote parecería en un primer momento una parodia literaria de los libros de caballería, muy populares en esa época, que el autor se propone ridiculizar. 

El protagonista se ha vuelto loco leyéndolos y decide a cincuenta años, después de haber pasado una vida dominada por el buen sentido, hacerse Caballero errante para "acrecentar su honor y hacer el Bien en la tierra".

El autor desarrolla estos conceptos confrontando la utopía con la realidad más trivial; el resultado será el contraste entre dos mundos: uno puro y luminoso, el otro turbio y mezquino.


La locura del hidalgo es vital y generosa, da vida a todo lo que toca y alza lo que ve a un plano superior: las ventas serán castillos, las rameras damas, los villanos caballeros, los molinos a viento, gigantes y así hasta el infinito. Identifica las propias imágenes internas con el mundo que lo circunda, creyendo verdadero lo que sólo es Ilusión. 

Don Quijote representa la metamorfosis psíquica en la visión existencial de la vida de Cervantes. Fracasado como militar, pues no progresó en la carrera de las armas; como escritor porque sus comedias no le permiten vivir con decoro; como hombre de carrera, puesto que se gana la vida cobrando malas deudas; como hombre de honor, porque está preso, y aun como hombre, puesto que se halla manco, decide deshacerse de sus fantasmas riendo. 

Saturno, el planeta de la privación, de la renuncia y la melancolía, cambia su vida en la vejez (trígono Saturno-Neptuno), atenuando los efectos de la triple conjunción, Sol-Marte-Urano contrariada por malos aspectos, y estimulando a Venus natal, en la búsqueda de paz y serenidad. 


Neptuno transitaba entonces por Virgo, determinando la evolución resolutoria del núcleo vital de su personalidad.



Ramiro de Maeztu ha escrito: "Don Quijote es el mismo Cervantes, despojado de circunstancias baladíes, pero abstracto, idealizado, elevándose por encima del tiempo y del espacio hasta tocar con el corazón de cuantos hombres han puesto sus sueños más arriba que sus medios de realizarlos".

No existe en Cervantes censura o sátira contra el mundo heroico de España, sino contra el propósito excéntrico de querer resucitar las aventuras de los libros de Caballería.

Las dos figuras, el hidalgo y el escudero, constituyen el núcleo y el contraste de la novela; la dualidad gigantes-molinos los define.
Sancho, con su sentido de las apariencias fáciles de las cosas, es la voz de la Realidad:

– Mire vuestra merced – respondió Sancho – que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de vientos, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino. – "

Don Quijote responderá diferenciando  su mundo metafísico del prosaico del escudero:

  " Bien parece que no estás cursado en esto de las aventuras: ellos son gigantes; y si tienes miedo, quítate de ahí, y ponte en oración ... que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla". 

Se percibe en estas palabras el espíritu del soldado de Lepanto. Cervantes es hombre de la generación del Emperador Carlos V, el ascetismo de Felipe II lo deja indiferente y prefiere el mundo de la acción y del heroísmo. La sátira va contra el pequeño mundo burgués y campesino, en el cual el escritor ha vivido y sufrido.

Sancho Panza encarna el espíritu del pueblo, lleno de humanidad y de astucia, mezcla de egoísmo y bondad, fe y escepticismo; se confiesa de esta manera:


 " La verdad sea que yo no he leído ninguna historia jamás, porque ni sé leer ni escribir; mas lo que osaré apostar es que más atrevido amo que vuestra merced yo no le he servido en todos los días de mi vida, y quiera Dios que estos atrevimientos no se paguen donde tengo dicho".


La aventura del yelmo de Mambrino - rey moro célebre en los novelas de caballería, su yelmo lo hacía invulnerable - es el punto esencial de la visión neptuniana de Don Quijote, de su intuición quimérica. La bacía de barbero - confundida con el yelmo de Mambrino - propone interminables discusiones con Sancho acerca de su realidad. 


La controversia se resuelve en actitudes psicológicas por las que se llega al acuerdo a través de la creciente disensión, cuando Sancho dice: "...este almete, que no semeja sino bacía de barbero pintiparada", o la llama "baciyelmo", y cuando dice su amo. "...eso que a ti parece bacía de barbero me parece a mí el yelmo de Mambrino, y a otro le parecerá otra cosa".


Una visión subjetiva está en la base del individualismo exaltado de Don Quijote,


"Podrán los encantadores quitarme la ventura; pero el esfuerzo y el ánimo será imposible" .


El juego dialéctico va lentamente complicándose, de manera que el lector mismo no tiene más la seguridad de cuál sea la Realidad, que se desdobla en múltiples posibilidades y la risa inicial se transforma en reflexión profunda.  


“Es un hermano del Greco”, escribe Valbuena Prat,  “aunque engendrado en el humor y no en la exaltación espiritual".

El escritor ruso I.Turgheniev ha escrito con lúcida intuición:



" Don Quijote representa sobre todo el problema de la fe, de la fe en algo eterno, inmutable, de la fe en la verdad superior al individuo; vive para hacer triunfar la verdad y la justicia en la tierra; no hay en don Quijote traza de egoísmo - a diferencia de  Hamlet, cuyo yo es el centro del mundo -; es todo abnegación y sacrificio; alienta un alma grande y heroica; mueve a risa, pero a una risa conciliadora, una expiación -".


Don Quijote al volverse cuerdo, muere. Privado de Dulcinea, sin Caballerías y desaparecido el reino de la Ilusión, el dolor interno es superior a cualquier otra solución posible.


"Por eso el final es dolorido y resignado a la vez, profundamente humano, con el consuelo, sobrio y firme, de la fe cristiana del bondadoso hidalgo de aldea, a las puertas de la Eternidad".



Angel Valbuena Prat;  "Historia de la Literatura española"; tomo III, pag.24 -

jueves, 6 de agosto de 2015

EL PARAISO SUMERIO

  ANA MARIA SEGHESSO

 

 

 


  La religión Sumeria es una religión Politeísta, cuyo Panteón está formado por dioses y diosas que se reparten diferentes poderes. No existe un solo poder único y absoluto. La convivencia exige que entre ellos se pongan de acuerdo para mantener el complejo orden cósmico.


Es anterior al Monoteísmo de casi un milenio y establece como diosas principales del Infierno y del Cielo, a mujeres.




El Mito Sumerio del paraíso narra que la gran diosa Madre, Ninhursag, es la creadora de las plantas de la Fertilidad, en analogía a su condición de mujer que otorga la vida. Las plantas se encuentran en un Jardín, donde no existe ni la enfermedad ni la muerte. 


Se trata de un Mito con muchos pormenores, que ha sido traducido del cuneiforme, idioma usado por esta cultura.


 El Mito del Paraíso ha sido adoptado mucho más tarde por las religiones monoteístas y sus personajes, Adán y Eva, también roban un fruto, desobedeciendo las reglas instauradas por Dios.


En el Paraíso Sumerio quien roba el fruto es Enki, dios masculino, quien desobedece a la prohibición establecida entre todos los dioses.


Las plantas robadas, que son ocho, se ponen en relación con la seducción de Enki a las ocho hijas de Ninhursag.










Ninhursag, la diosa Madre, se encoleriza y maldice Enki, condenándolo a muerte, envenenado por las plantas robadas. Luego, para no ceder a las súplicas de clemencia por parte de Enki, deja el Cielo y desaparece.



Sin embargo, en el Mito Sumerio, la diosa Madre perdona al transgresor. Regresa y crea ocho divinidades para curar las ocho enfermedades que Enki se ha procurado ingiriendo las plantas sagradas. 






Las diferencias con las futuras religiones monoteístas: 


- La diosa Madre "no maldice a todo el género humano", solo a Enki. Luego se compadece, lo perdona y lo cura, no permitiendo su muerte. 

- Ninhursag negocia con Enki; es un acto de misericoridia.  


En el Panteón vuelve a reinar el equilibrio. 
























* * * * * 



“I Sumeri”.  
Alle radici della Storia.
Samuel Noah Kramer.

Grandi Tascabili Economici Newton. Roma 1997.




















































lunes, 3 de agosto de 2015

MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA




ANA MARIA SEGHESSO


 

 (primera parte)





Publicado por primera vez en “Mínima astrológica”  
– Cultura y poética del zodíaco –   
Milán, septiembre 1995. 




 




El 7 de octubre de 1571 se combate la batalla de Lepanto en la cual los otomanos pierden el dominio del Mediterráneo y Miguel de Cervantes Saavedra el uso de la mano izquierda.


Nos encontramos en la España de Felipe II, quien gobierna este inmenso Imperio desde 1556. Grandes son las responsabilidades del soberano, quien además de combatir contra el poderoso enemigo turco debía proveer a la conquista del Nuevo Mundo, oponerse a  la expansión del protestantismo en sus estados y luchar por la hegemonía europea contra franceses e ingleses.



En política interna, Felipe II realizó la unidad Ibérica sobre el pretendiente portugués Don Antonio; la autoridad real fue fortificada al máximo con la supresión de los privilegios regionales y la eliminación de focos protestantes en Valladolid y Sevilla. 


El padre de Felipe, Carlos V de Habsburgo, había reunido bajo su cetro las inmensas posesiones de la Corona española, Sicilia, el Nuevo Mundo, Flandes y Austria, además del Imperio Germánico 

- " en mis dominios no se pone nunca el sol" -


Pero esta España potente y guerrera, que consumía sus hijos en sueños de conquista de ultramar y en todos los frentes de Europa occidental, se había hecho grande a fuerza de espada e iniciativa.


En el año 711 penetran los musulmanes en la Península Ibérica; Don Rodrigo, último rey visigodo, es vencido por la tropas árabes que se posesionan de todo el territorio. 

Los cristianos por su parte se refugian en las montañas asturianas del Norte, reaccionan y en el 718 inician la Reconquista, que durará ocho siglos.


Comienza en aquel período lo que en el siglo XVI será la hegemonía española. El gran ciclo de Urano-Neptuno indica en un proceso de tensión y distensión los pasos salientes de la reconquista del territorio, unificación de los reinos y conquista del Imperio.



Nacen durante la Reconquista los reinos de Asturias, León, Castilla, Aragón, Navarra, Cataluña y Portugal, núcleos cristianos que conducen la lucha contra el dominio musulmán instalado en la Península. 


Las políticas matrimoniales y otras circunstancias históricas conducirán a continuación a la unión de estos estados. La primera de todas, en el año 1137, será la de Aragón y Cataluña  - conjunción Urano-Neptuno - la última, en 1479, une Castilla y Aragón con el matrimonio de Fernando e Isabel, la conjunción señala el fin del ciclo.



Pero con anterioridad se habían formado las otras dos grandes conjunciones: Neptuno-Plutón del 1399 y Urano-Plutón del 1456. El inicio de los tiempos modernos está indicado en el ciclo de los planetas lentísimos, se cierra una puerta y se abre otra, renovando la Historia. 

El siglo XV inicia la expansión europea, que conducirá a la hegemonía universal de Occidente, con el deseo, muchas veces logrado, de destrucción de civilizaciones en los otros continentes.


La España de Felipe II es una explosión de energía; de cada hogar español ha salido un monje o un soldado, a veces un monje y un soldado contemporáneamente.


Santa Teresa ha visto partir para América todos sus hermanos, y gran lectora de libros de caballería, sueña con recorrer el mundo. Fueron los espíritus más lúcidos en darse cuenta que aquellas campañas eran una ruina. En esos años Cervantes concibe el "Quijote".
  
España se encontraba, como resultado de su prodigiosa actividad, exhausta, despoblada (sólo en el reino de Felipe II ha perdido dos millones de almas), miserable, cerca de la derrota... El deseo más intenso de aquel pueblo trabajado era de descansar. 



No esconde Cervantes que la cosa mejor que puede hacer su hidalgo es de quedarse en casa.
 Fueron los soldados de los ejércitos españoles los primeros en aficionarse al Quijote, leyéndolo en tierra extranjera


A la  guerra me lleva
mi necesidad,
si tuviera dineros
no fuera, en verdad



Pero quién es Cervantes y qué relación tiene con Don Quijote, el Caballero de la Triste Figura? El mismo Cervantes lo explica cuando dice: 



"Por mí solamente nació don Quijote y yo por él; él ha sabido hacer y yo escribir. Somos el uno para el otro".



Nació Miguel de Cervantes Saavedra en Alcalá de Henares y fue bautizado el 9 de octubre de 1547. Los biógrafos, muy precisos en otros aspectos, no han logrado determinar la fecha exacta.



Para elaborar un estudio astrológico poseo solamente los acontecimientos de su vida y sus sentimientos, condensados en el Quijote. Falta la certeza de la Carta Natal, como decir que poseo la música sin las notas.



Luego de varias tentativas opté por ubicar su nacimiento un mes antes del bautismo, es decir el 9 de septiembre de 1547. El calendario es juliano.


Propondré entonces una lectura hipotética, que cada uno completará a su manera, un modelo para construir, sin instrucciones.



 



 

 




 


Cervantes es el cuarto hijo de un modesto médico quirúrgico, Rodrigo de Cervantes, e hijo de Doña Leonor Cortinas. 


Pertenecía a una familia "hidalga" y pobre, que hace de él un hombre común, ya que la condición social hidalga era la de una clase media numerosa, entre los caballeros y los artesanos. 


Eran de clase hidalga los españoles cristianos de abolengo y no mezclados a moros o hebreos, quienes gozaban de ciertos privilegios y provenían de linaje noble. 


En los tiempos de Cervantes muchos hidalgos habían perdido sus posesiones y su pobreza era proverbial. 


Sin embargo, la hidalguía continuaba a imponer exigencias de honor familiar en la educación, los indumentos y la profesión; es por esto que tanto Miguel como el hermano Rodrigo, a pesar de la escasez de medios, fueron instruidos para dedicarse a las armas y a las letras.



Triple conjunción Sol-Marte-Urano en Virgo, cuadrado a Saturno-privación: búsqueda de afirmación económica del padre a través de mudanzas frecuentes, la acción que se opone a las privaciones; profesión del padre.  


Luna en Leo: orgullo,  anhelos de prestigio social, especulación en campo económico; espíritu excesivamente soñador.
  
Se conoce poco de la infancia y de la juventud de Cervantes; el padre cambiaba frecuentemente de sitio buscando trabajo. 

Entre 1550 a 1560 viven en Valladolid, Madrid y Sevilla; a 19 años estudia con Juan López de Hoyos, docto humanista, director del "Estudio de Madrid", y se destaca componiendo una elegía en ocasión de las exequias de la reina Isabel de Valois, esposa de Felipe II.



No se sabe con exactitud dónde haya cursado sus estudios superiores; no ha sido verificado que fuera inscripto en Salamanca o en Alcalá de Henares. 

Quizás frecuentó el "Estudio de la compañía de Jesús" en Sevilla, que elogia en una de sus obras, "por la solicitud e industria que aquellos maestros y padres benditos (los jesuitas) dedicaban a los niños".



En 1568 interrumpe bruscamente sus estudios y su carrera literaria partiendo para Italia como asistente del legado pontificio- más tarde Cardenal  -  Julio Acquaviva . Coincide la fecha de su partida con una orden de arresto infligida a  un cierto "Miguel de Cervantes, por haber causado una herida a Antonio de Sicura, caballero de esta Corte".
   
Adolescencia, viajes, estudios, literatura son expresados por Mercurio en Libra, trígono a Plutón en Acuario; inteligencia lúcida que busca confirmación en lo social; gran capacidad racional orientada a la creatividad; amistades prestigiosas. Plutón en buen aspecto favorece las cosas secretas y el misterio.



En 1570 inicia el otro camino usual en los españoles del tiempo alistándose como soldado. Participa en la batalla de Lepanto el 7-10-1571 y es herido en la mano izquierda. 

Pasa largos meses en el hospital de Mesina terminando por perder el movimiento de la mano.



"Perdí, en la batalla naval de Lepanto, el uso de la mano de un arcabuzazo, que me provocó una herida que pareciendo fea, la tengo por hermosa, ya que me ha sido infligida en la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros, combatiendo bajo la bandera vencedora del hijo del Rayo de la guerra".



En octubre de 1571 Plutón continúa la oposición  desde Piscis a los planetas situados en Virgo, Neptuno prosigue el cuadrado desde Géminis: daños físicos, violencia, conquista, hospitales, pruebas. 


Pero el Sol-autoafirmación y Neptuno-idealismo efectúan un trígono a Plutón natal: urgencia de imponerse, energía vital potente, coraje.



Continúa su vida militar participando en la conquista de Túnez y en otras expediciones; recorre varias ciudades italianas. 



En septiembre de 1573 su nave es capturada por los musulmanes cuando regresaba a España cubierto de gloria y con una carta de recomendación del Almirante Don Juan de Austria, hijo ilegítimo del emperador Carlos V, hermano de Felipe II.


Esta carta provocará grandes dificultades al escritor, porque los moros supusieron que era un personaje rico y famoso, cercano al rey.


Por cinco años y medio queda prisionero en Argel. En muchas ocasiones recordará esta ciudad, "plena de luz y miseria, donde veintemil prisioneros trabajan para treinta mil desocupados".



Por su liberación se pide una suma elevada, razón por la cual  quedó prisionero más de lo debido.
En Argel fue jefe de una conjuración que se proponía  tomar la plaza militar para restituirla a la Cristiandad, bajo el auspicio del rey de España. 

En la lucha por su libertad y la de los compañeros, dirigió cuatro intentos de fuga, todos fracasados por traición y deslealtad de los connacionales.

A los treinta y cuatro años regresó a la patria lleno de proyectos, a cuya realización lo hacían acreedor sus servicios, coraje y gran fama alcanzada entre los veinticinco millares de españoles prisioneros en Argel. Ha sido el primero entre los cautivos. 



La patria se lo tendrá que reconocer. No se lo reconoce. Espera en Valencia la recompensa. No viene. Va a buscarla a Madrid. No la encuentra. La Corte se traslada a Lisboa. La sigue, porque no puede creer que sus servicios hayan pasado inadvertidos. Al cabo de su espera no encuentra sino una comisión para un viaje a Orán. 

A su regreso a Lisboa está desengañado de la Corte y de las armas.  

Plutón de tránsito, cuadrado a Saturno, provoca la "muerte de las ambiciones".


Entre 1583-87 se dedica a la literatura; vive en Madrid trabajando de comediógrafo con un discreto suceso; escribe "La Galatea". 


En aquellos años tuvo una aventura amorosa, la sola conocida en su vida, de la cual nació la hija, Isabel de Saavedra. 

Fue esta hija la única descendiente y cuando murió la madre - Ana Franca - actriz de teatro, en el año 1599, se fue a vivir con el escritor.


En diciembre de 1584 se casa con doña Catalina de Salazar Palacios, en Esquivas, Toledo, hidalga, diecinueve años menor que él, que aporta a la sociedad conyugal una buena dote. 

El matrimonio ha sido concertado por doña Leonor, madre del escritor, que pone de esta manera al hijo al reparo de la pobreza.  


Venus en Virgo, afectividad tibia, en oposición a Plutón-Júpiter, afectos destruidos, infelices; pesimismo que influye negativamente en el sector financiero.