Translate

lunes, 27 de junio de 2016

ROMA Y SU CALENDARIO




ANA MARIA SEGHESSO








                                               CALENDARIO JULIANO







 


Los astrónomos egipcios corrigieron el error de la luna para medir el tiempo terrestre, creando el primer calendario solar a principios del tercer milenio a. C.

 

 

NUT

 “La Grande que alumbró a los dioses”

Personificación del Cielo


 


Como refiero en mi blog EL CALENDARIO SOLAR, la economía egipcia se basaba en la agricultura y necesitaba conocer con precisión el momento del año en que el Nilo crecía.


De esta apremiante motivación nació el calendario solar, que fue dividido en 365 días y tres estaciones.








Cuenta la tradición romana, que el primero en dividir el tiempo fue Rómulo, el mítico rey, quien junto a su hermano Remo fundó Roma en el año 753 a.C. según nuestro calendario. 


El transcurrir del tiempo en Roma fue señalado como 


ab urbe conditia (a.u.c.) 

"desde la fundación de Roma"



tras el numeral del año.













Calendario de Rómulo



El año tenía diez meses, con el equinoccio de primavera situado en el primer mes del año, Martius:



Martius

Aprilis

Maius

Iunius

Quintilis

Sextilis

Septembris

Octobris

Novembris

Decembris






Januarius  mes de Jano, dios de los portales
Febrarius  mes de las hogueras purificatorias 
(februa).
Fue agregado más tarde.

 
Fueron atribuidos  31 días a los meses primero, tercero, quinto y octavo,  a febrero 28 y a los demás 29.













 



Agregó además, Abril, proveniente de la diosa 
Afrodita y Mayo, de la diosa Maia, 
madre de Mercurio.



 
Según Plutarco, fue el rey Numa quien cambió el calendario de 10 a 12 meses, poniendo como primer mes del año a enero en lugar de marzo. 








Augusto dio su nombre a Sextilis en un decreto del Senado en su honor. Así como Quintilis fue llamado Julius por Julio César.





Este sistema se utilizó desde el 753 a.C., hasta el 46 a.C., cuando Julio César, decretó un nuevo calendario, aconsejado por astrónomos egipcios, creando el Calendario juliano.




****



Sosígenes de Alejandría fue el astrónomo y filósofo alejandrino que trasmitió a Julio César los conceptos principales para reformar el Calendario romano y adecuarlo al tiempo indicado por los astros. 




Según sus cálculos el año fue fijado en 365 días y 6 horas, es decir con un margen de error de 11 minutos y 9 segundos, correspondiente a menos de un segundo por día.[1]



El Calendario juliano cada cuatro años intercalaba un día para ajustar el cálculo, entre el 24 y 25 de febrero, por ser el 24 el “sextus kalendas martii” - día sexto antes de las kalendas de marzo -, el día extra se llamó “bis sextus”, de donde deriva el nombre de “año bisiesto”.



El cálculo se inició desde la fundación de Roma. 




En período republicano el sistema fue reemplazado por la mención del nombre de los cónsules del año. Así decían 


“Marco et Terentio consulibus anno quadragesimo octavo ab urbe condita.”



Hoy diríamos 



“Roma condita est anno septingetesimo quinquagesimo  tertio  ante Christum natum.”




“Roma fue fundada 753 años antes de Jesucristo.”




 
También se utilizó como año uno, la expulsión de los reyes, con la fórmula, post reges exactos”. 



El año en el mundo clásico, se dividió en meses y no en semanas, usadas en Mesopotamia y Egipto - utilizando el nombre de los planetas y luminarias.

Recién en el 321 d.C.  Constantino el Grande implantó la semana.


La numeración de los días del mes se dividió en tres partes, correspondientes a las tres fases de la Luna.





CALENDAE 
  

Era el día en que el Pontífice Máximo anunciaba el Novilunio, que comenzaba el mes.




NONNAE


Correspondiente al primer cuarto de la Luna y 9 días antes de los Idus



IDUS


El Plenilunio.




Las Calendas eran siempre el primer día del mes. Las Nonas y los Idus eran el 7 y el 15, respectivamente en los meses de Marzo, Mayo, Julio y Octubre y el 5 y el 13  en los otros meses.






 "La muerte de César"

(1798)

Vincenzo Camuccini



 



Los idus de marzo son los más famosos de los idus, por haberse producido entonces el asesinato de Julio César en el 44 a.C.


El acontecimiento es considerado un punto de quiebra entre dos períodos históricos, entre la República Romana y el Imperio Romano.




El 27 de junio, día de la fecha, se escribe como  



“V Calendas Julias”   



es decir el quinto día antes de las Calendas de Julio, puesto que se computa como primero el día mismo de las Calendas.



Los romanos no conocían el cero.













En 1582 se reformó otra vez el Calendario, adoptándose el Calendario Gregoriano, a instancia del papa Gregorio XIII.



 






[1] Por lo anterior, el calendario juliano consideraba que el año trópico estaba constituido por 365,25 días, mientras que la cifra correcta es de 365,242189, es decir, 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,16 segundos. Esos más de 11 minutos contados adicionalmente a cada año supondrían que en los 1257 años que mediaban entre 325 y 1582, se acumuló un error de aproximadamente 10 días, lo cual se corrigió con el calendario gregoriano.